colutorio

El cepillado de dientes es la única forma de garantizar un control de la placa bacteriana.
Los dientes de nuestros hij@s se deben limpiar, como ya hemos comentado en más de una ocasión, al menos, por la mañana y antes de acostarlo.
No debemos utilizar colutorio en el niñ@ sin que haya sido recomendado previamente por el dentista.
Los colutorios ayudan, pero no sustituyen.

cepillado-ninos

CONSEJOS PEDIÁTRICOS

Antes incluso de la erupción del primer diente, es muy aconsejable empezar a limpiar las encías con una gasa. Una vez comiencen a salir los dientes, podremos limpiarlos siguiendo las siguientes pautas:

  • Usaremos un cepillo suave pediátrico, pudiendo utilizar a partir del segundo o tercer año un cepillo eléctrico.
  • Utilizaremos desde el principio pasta dentífrica, controlando mucho la cantidad a poner, pondremos una cantidad semejante a un grano de arroz y la extenderemos por todas las cerdas.
  • A partir del tercer año aumentaremos la cantidad al tamaño aproximado de un guisante.
  • Pasados los seis años la incrementaremos al tamaño de un garbanzo.
  • Entre los seis meses y los dos años, se recomienda utilizar una pasta de dientes con 500ppm de flúor y a partir del segundo año de vida ya podemos usar una con 1000ppm.
  • Recomendamos siempre supervisar el cepillado de nuestros hij@s y hay que evitar que se traguen la pasta.
  • Evitaremos también el enjuague después del cepillado, simplemente deben escupir la pasta.
  • Como mínimo cepillarse dos veces al día los dientes, por la mañana y antes de acostarse a dormir.

cepilladodientes

  1. Mantén una dieta sana y equilibrada, intentando reducir la ingesta de azúcares y aumentar la de frutas y verduras. Tu boca agradecerá una dieta sana.
  2. Evita tomar alimentos o bebidas excesivamente fríos o calientes.
  3. Elige el dentífrico y el cepillo más apropiado para ti. Tu dentista o higienista dental te podrá orientar sobre el que mejor se adapta a tus dientes.
  4. Después de cada comida, la producción de bacterias en nuestra boca es alta. Por ello, cepilla tus dientes tres veces al día, después de cada comida. (desayuno-comida-cena).
  5. Además del cepillo, usa otros medios para completar una buena higiene dental. El enjuague bucal es efectivo y refrescante, ya que llega a puntos donde el cepillo no puede, úsalo después del cepillado. Además utiliza también el hilo dental para eliminar los restos de comida que quedan entre los dientes.
  6. Si después de alguna comida no puedes cepillarte los dientes, recurre al chicle sin azúcar y con xilitol después de dicha comida, ya que aumenta el ph y ayuda a combatir las bacterias que quedan en la boca, con la estimulación de saliva.
  7. Es aconsejable acudir a tu dentista al menos una vez al año.

¿Cómo has de cepillarte los dientes?

  1. Limpiaremos los dientes siempre desde la encía hacia el diente.
  2. Procuraremos no dejar ninguna zona sin cepillar.
  3. No nos cepillaremos en sentido horizontal, pues podríamos dañar nuestras encías y cuellos dentales. Salvo en la zona de masticación que sí lo haremos en sentido horizontal y con movimientos cortos.
  4. Cepillamos tanto la cara exterior como la interior.
  5. Recuerda que al terminar el cepillado, debes limpiar tu lengua con el cepillo, evitando así problemas de halitosis.