La salida de los dientes temporales se inicia a los seis meses

El orden de salida de los dientes suele iniciarse por los incisivos centrales inferiores, seguido por los superiores. Continuando por los incisivos laterales, primer molar, caninos y sobre los 24-36 meses el segundo molar. Finalmente serán 20 dientes temporales, 10 inferiores y 10 maxilares. Pueden existen alteraciones del orden de salida, considerándose normales.

Cuidar los dientes temporales es fundamental, evitando así infecciones y complicaciones al niño, además de preservar el espacio para la salida de los dientes permanentes.

La erupción de los dientes presenta unos síntomas habituales como pueden ser ganas de morder, saliva abundante, llanto, alteración del sueño, perdida de apetito o irritabilidad, no provoca diarreas, congestión o fiebre en contra de las creencias populares, su puede presentarse una leve febrícula o unas cacas más líquidas por el exceso de saliva.

Para aliviar las molestias se puede proporcionar al bebé mordedores, limpiarle a menudo la saliva, aplicarle frío o frotar las encías con un dedo limpio.

Según los odontopediatras solo un tercio de los bebés tiene molestias más serias, en muchos pasa desapercibida o con leves síntomas la erupción de los dientes de leche.