Es habitual sentir miedo o cierta ansiedad a la hora de visitar al dentista. Esto es debido bien a una mala experiencia, normalmente en la infancia, o puede ser un sentimiento irracional.

Para ayudarte a poder superar este sentimiento, te damos una serie de consejos, que seguro te servirán:

  1. Aprovecha cualquier día, antes de tu visita y pásate por la clínica, si es tu primera visita, para familiarizarte con el entorno y el equipo profesional. No dudes en comentar que esto te produce cierta ansiedad, el equipo médico y auxiliar te van a hacer sentir lo más cómodo y seguro posible.
  2. Cuando pidas tu cita, elige siempre que puedas las primeras horas de la mañana. Siempre estamos más descansados y relajados en estas horas que no al final del día.
  3. Intenta llegar tranquilo y lo más puntual posible, no mucho antes. Llegar 20 o 30 minutos antes no te ayudará a paliar tus sensaciones.
  4. Controlar tu respiración, con inspiraciones profundas y lentas te ayudará a relajar tus músculos y estabilizar el ritmo cardíaco.
  5. Pacta con el doctor algún tipo de señal con la mano, para que este pare y puedas descansar si fuera necesario.
  6. Silosruidosproducidosenlaclínicapuedenponertenervioso,consultaconel doctor la posibilidad de escuchar música con tus cascos. Es un buen método de relajación.
  7. En caso de fobia grave, consulta con el doctor la posibilidad de usar métodos de sedación.