bebe-chupando-dedo
CONSEJOS PEDIÁTRICOS

Nuestros hij@s, puede que incluso antes de nacer, se introducen el dedo en la boca y lo succionan. Esto es un acto reflejo, completamente normal hasta los dos años. Con la succión consiguen seguridad y gracias a este acto, el pequeñ@ aprenderá a alimentarse durante bastante tiempo.

Educaremos poco a poco y con paciencia a nuestro hij@ para que deje este hábito, el cual debería quedar completamente superado a los dos años de edad. Si pasado este periodo de tiempo nuestro hijo sigue chupándose el dedo, es habitual que se pueda manifestar defectos en la posición de los dientes, del crecimiento de los maxilares y del cierre de la boca.

Si este hábito afecta a la erupción de los incisivos permanentes, entonces puede convertirse en un problema. Es muy importante realizar las visitas necesarias al dentista y este valorará la evolución oral de los niñ@s con hábito de succión.