El paciente tiene la sensación de tener siempre la boca seca, debido a una disminución de la producción de saliva, normalmente cuando la saliva generada es un 50% menos de lo habitual. Suele ser común en personas mayores de 55 años.

¿Cuáles son las causas?

El síndrome de la boca seca rara vez es un signo o síntoma aislado. Las causas más comunes son:

  • Consumo de tabaco y alcohol.
  • Enfermedades como diabetes, parkinson, depresión.
  • Medicamentos, son muchos los que sus efectos secundarios tienen impacto en las glándulas salivales.
  • Sueño, dormir con la boca abierta.
  • Tratamientos oncológicos.

¿Qué síntomas presenta?

  • Sequedad o sensación pegajosa en la boca.
  • Dificultad para masticar, hablar y tragar.
  • Ardor en la boca.
  • Lengua seca y áspera.
  • Dolor de garganta.
  • Mal aliento.
  • Saliva espesa.
  • Labios secos e irritados.
  • Cambios en el sentido del gusto.
  • Dientes con mayor exposición a las caries.
  • Mayor probabilidad de contraer enfermedades periodontales y pérdidas dentarias.

¿Qué soluciones podemos encontrar?

  • Beber entre dos y tres litros diarios, preferiblemente agua.
  • Restringir el consumo de alcohol y tabaco.
  • No abusar de la cafeína.
  • Lávate los dientes todos los días después de cada comida.
  • Masticar chicle sin azúcar para producir saliva.
  • Utilizar enjuagues bucales sin alcohol para combatir bacterias y estimular la saliva.
  • Usar saliva artificial.

No olvides consultar a tu dentista para que te diagnostique la causa y te recomiende las mejores soluciones.